es +34 660 045 430 / +34 657 060 253 info@caminosdelguadiana.es

Iniciar sesión

Registrarse

Después de crear tu cuenta, podrás hacer un seguimiento de tus pagos, revisar tus experiencias y calificarlas una vez finalizadas.
Nombre de usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Fecha de nacimiento*
E-mail*
Teléfono*
País*
Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestros Términos de servicio y Declaración de privacidad .
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

¿Ya esta registrado/a?

Iniciar sesión
+34 660 045 430 / +34 657 060 253 info@caminosdelguadiana.es
es

Iniciar sesión

Registrarse

Después de crear tu cuenta, podrás hacer un seguimiento de tus pagos, revisar tus experiencias y calificarlas una vez finalizadas.
Nombre de usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Fecha de nacimiento*
E-mail*
Teléfono*
País*
Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestros Términos de servicio y Declaración de privacidad .
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

¿Ya esta registrado/a?

Iniciar sesión

“Expedición Aborigen-Caminos del Guadiana”

Deseosos de llegar a Medellín, embarcamos con la duda de poder sobrepasar las barreras que intentan impedir el avance de la invasión de la planta traída del trópico. Nos espera una ciudad monumental, clásica, medieval, renacentista, sorprendente hija del río. Tenemos que llegar allí.

El descenso integral del río Guadiana en proto-embarcaciones de fibras vegetales  Abril-mayo de 2016

Dale al play y disfruta de la lectura:

Ennio Morricone: El oboe de Gabriel. La Misión

MEDELLÍN, REGRESO AL FUTURO

 

El río se mostraba ahora como una incógnita, no por sus seres mitológicos sino por la presencia de otros más terrenales, llenos de vitalidad, capaces de dominar el curso, transformarlo y crear dificultades graves si su conquista llega a las conducciones de riego construidas con tanto esfuerzo y dinero.

Acceder al punto de embarque resultaba complicado

 

Embarcamos con ese temor, ya vimos su capacidad de frenarnos en la etapa de la Sirena y la primera barrera que cortaba el río, un cable de acero con flotadores de plástico de vivo color. Los cantos rodados de las orillas al menos aquí no están cubiertas de sedimentos y nos indican épocas de caudales y fuerzas que permitieron pulirlas.

Comentando el plan de navegación para la jornada

 

Una buena cobertura vegetal en las orillas, que se llena de estrofas musicales de pequeños pájaros para recordarnos la importancia de las riberas arboladas para la biodiversidad. La suave corriente nos ayuda en el descenso, a nuestro alrededor flotan los jacintos americanos que también se dejan llevar aguas abajo, buscando curiosos el lugar de nacimiento de Hernán Cortés.

Descanso entre restos de camalote

 

Una nueva barrera en un brazo del río, nos acercamos a ella para valorar si es posible superarla y continuamos por el cauce abierto hasta que la densidad de plantas nos indican que otra barrera interrumpe la madre principal. Vamos apartando camalote con los remos abriendo una trocha hasta llegar al obstáculo; estamos obligados a pasarlo, no es posible recuperar las embarcaciones desde cualquier punto de la orilla, los accesos están limitados a los vados del río, sólo en esos puntos se podrían sacar a tierra.

Inspeccionando una barrera en un brazo del río

 

Superar ese cable tenso por la presión que ejerce la masa de plantas sobre él, tiene el riesgo de dejarnos atrapados; en la maniobra vamos al agua, esto libera a la enea de nuestro peso y permite pasar las balsas. Realmente el río ha perdido su atractivo y posibilidades para la navegación.

Accediendo a una de las barreras entre camalote

 

Sabemos que hay gente que lucha contra esta situación. Stop Camalote es una iniciativa ciudadana de los ribereños que ven cómo se deteriora el Guadiana y se resisten a aceptarlo.

Tenemos ahora la noticia, años después, de que ha tenido que intervenir el ejército al que se han sumado voluntarios, extrayendo miles de toneladas, también se llevan gastados ya decenas de millones…

El último puente moderno anterior al imponente de los Austrias

 

¿Cómo frenar su avance? ¿Y si los esfuerzos fueran dirigidos a depurar las aguas que se vierten al cauce?  impidiendo la contaminación en forma de nutrientes que alimenta a la planta, ¿y si la agricultura se fuera convirtiendo poco a poco en sostenible?, sin exceso de abonos, sin devolver al agua sus venenos. ¿Y si la Serena hiciera un pacto de respeto con las sirenas del río que tanto le han dado?

LLegando al molino de Medellín

 

Tras pasar bajo un puente de hormigón, el río Ortigas se une al Guadiana cuando ya empieza a abrazar a la romana Medellín. De todo su rico patrimonio, el más humilde monumento nos hace de recepción, un pequeño molino que conserva sus piedras, allí nos esperan los responsables de la ciudad que nos da cobijo en sus instalaciones.

El molino , un patrimonio en peligro

 

Su Parque Arqueológico, dominado por el castillo medieval, nos permitió conocer la secuencia histórica desde que fuera la población pre-romana más importante de Extremadura, relacionada con Tartessos, su fundación anterior a Mérida, su etapa visigoda y sus ajuares de oro, así hasta tres mil años de historia, el sueño de cualquier arqueólogo; allí nos dimos el gusto de sentarnos en la tribuna del teatro que ocupara el cónsul Metello, su fundador y recordamos los yacimientos clásicos recorridos hasta aquí desde los Ojos, conectados todos por el río, todos en pasos estratégicos.

La primera visión de Medellín desde el río, su castillo

 

Al puente de veinte ojos y cuatrocientos metros de los Austrias, que cubre este vado clave en todos los tiempos, le dedicamos una visita especial, los dos anteriores, el romano y el renacentista los destruyó la fuerza del agua. Hubiéramos querido pasar bajo él navegando, es uno de los más significativos de nuestro viaje, pero le haremos otro homenaje.

La desembocadura del río Ortigas en Guadiana, a los pies de Medellín

 

Os lo contaremos cuando hayamos reparado de nuevo el fondo de los barcos que empieza a descomponerse y al que dedicamos parte de la noche. Dejadnos descansar un rato.

 

 

Puedes leer todas las entradas de la bitácora de la expedición aquí

Desde Ruidera y las Tablas hasta el Océano Atlántico

En protoembarcaciones de Enea

Deja una respuesta

Utilizamos cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Puedes encontrar más información sobre qué cookies estamos usando o desactivarlas en ajustes de privacidad.
AceptarPolítica de cookies

RGPD

    Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente. Si desea consultar más información sobre qué son las cookies, qué almacenan, cómo eliminarlas, desactivarlas, etc., le rogamos se dirija a este enlace.

    Cookies utilizadas en este sitio web

    Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

    Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

    • Cookies de sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.

    Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

    • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
    • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

    Desactivación o eliminación de cookies

    En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. Aquí le dejamos una guía rápida para los navegadores más populares.

    Notas adicionales

    • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
    • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
    • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
    • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea. Puede consultar información detallada a este respecto en este enlace. Si desea información sobre el uso que Google da a las cookies le adjuntamos este otro enlace.
    • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.