es +34 660 045 430 / +34 657 060 253 info@caminosdelguadiana.es

Iniciar sesión

Registrarse

Después de crear tu cuenta, podrás hacer un seguimiento de tus pagos, revisar tus experiencias y calificarlas una vez finalizadas.
Nombre de usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Fecha de nacimiento*
E-mail*
Teléfono*
País*
Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestros Términos de servicio y Declaración de privacidad .
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

¿Ya esta registrado/a?

Iniciar sesión
+34 660 045 430 / +34 657 060 253 info@caminosdelguadiana.es
es

Iniciar sesión

Registrarse

Después de crear tu cuenta, podrás hacer un seguimiento de tus pagos, revisar tus experiencias y calificarlas una vez finalizadas.
Nombre de usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Fecha de nacimiento*
E-mail*
Teléfono*
País*
Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestros Términos de servicio y Declaración de privacidad .
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

¿Ya esta registrado/a?

Iniciar sesión

“Expedición Aborigen-Caminos del Guadiana”

Sobrepasamos hoy el kilómetro 500 del Camino Natural del Guadiana. El río cambia por completo su carácter y se hace agrícola. Lo va a notar el paisaje y el agua va a ir cubriéndose de un manto verde que la gran sirena de Villanueva no ha podido impedir, por ahora.

El descenso integral del río Guadiana en proto-embarcaciones de fibras vegetales  Abril-mayo de 2016

Dale al play y disfruta de la lectura:

A Fistful of Dollars Suite

LA SIRENA Y EL CAMALOTE

 

Sobrepasando el kilómetro 500 del Camino

 

Las aguas del Guadiana salen de los embalses con un traje de hormigón para cumplir la misión para la que se domesticaron, producir alimentos a gran escala y atraer a colonosel Canal de las Dehesas en la margen derecha, luego el Canal de Orellana, tanta que apenas queda para que circule por el río suficiente para navegarlo por estas llamadas Vegas Altas. 

Recepción en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Villanueva de la Serena

 

Los expedicionarios a las puertas del Ayuntamiento

 

Hemos dejado atrás la Siberia y nos dirigimos a Villanueva, Puerta soy de la Serena” dice su lemaque abre amable sus puertas para divulgar nuestro proyecto expedicionario.  

Nos intriga encontrar a mitad de nuestro descenso la sirena más monumental de todas las que hallaremos, la del gran escudo que corona el edificio que ocupa el ayuntamiento. Una sirena con postura  heráldica, no tan misteriosa como la que habíamos visto en Santa María, pero rotundabarroca, sujetando la cenefa que la enmarca, ocupando un lugar preeminente en una ciudad nacida en la confluencia de dos ríos, con múltiples islas que se forman entre los brazos que se bifurcan una y otra vez, isla Trompeta, Pajosa, Cañizares, lugares del agua. 

El sorprendente escudo de la sirena, uno de nuestros iconos de búsqueda

 

Presente en toda la población, en esculturas, azulejos y cristales nos hace plantearnos de nuevo el porqué de este ser mitológico acuático que inspira el viaje y resume nuestro interés por ir revelando los contactos culturales que ha favorecido el río como camino del conocimiento, desde la antigüedad más remota 

Adentrándonos en el cauce a través de la abundante vegetación de ribera

 

En el cauce principal entre Villanueva y Don Benito

 

Las paredes rocosas de los Montes y luego las suaves colinas de la dehesa siberiana han dado paso a una llanura sin horizonte, con una vegetación de ribera propia de los ríos con sedimentos que circulan tranquilos, eneas, juncales, lirios de aguaaltas arboledas lineales marcando la orilla, con el canto aflautado inconfundible de la oropéndola, recién llegada de su viaje africano. 

Navegando por aguas limpias entre vegetación autóctona

 

Buscamos entre la vegetación un lugar de embarque con caudal suficiente, ahora que el Guadiana ya ha recibido por la izquierda el hilo de agua del Zújar que deja pasar la súper presa de la  Serena, capaz de retener más de tres mil millones de metros cúbicos formando un extensísimo lago artificial. Los grupos de garcetas, blanquísimas, danzan en el fango obscuro de los arrozales que prepara el tractor de las ruedas de hierro. 

La vegetación hace difíciles algunos pasos

 

La navegación es tranquila, a la sombra de álamos y mimbres, se levantan gansos a nuestro paso y en alguna isleta descubrimos un gran nido lleno de huevos arropados de plumón, ya sospechábamos que este ánsar invernante en la península había empezado a criar en la cuenca del Guadiana, en las Tablas ya lo hacía, evitando así las largas migraciones. 

Los puentes del Guadiana otro de nuestros objetos de inventario fotográfico

 

Según vamos navegando siguiendo el camino del sol, van apareciendo algas en la superficie del agua que va pintando el río de verde; las plantas van quedándose enganchadas a la enea de los barcos, hasta formar largas guirnaldas que arrastramos, algo ha cambiado en el agua, esta explosión repentina de vegetación la está ocasionando un aporte de nutrientes, analizamos el agua y efectivamente los nitratos se han disparado. El equipo de tierra había pasado por la desembocadura de un río sin nombre, un canal de agua gris y pestilente, una inyección fatal. 

Cuando el agua se cubre de verde

 

Los barcos se llenan de plantas

 

Aparecen los primeros jacintos flotadores, exóticos, originarios de la cuenca del Amazonas. Los examinamos con curiosidad, son extraños con sus flotadores, una belleza botánica. Cada vez hay más, van formando rodales, las gallinetas pueden caminar sobre ellos, en las orillas aparecen montones de plantas secas, empezamos a comprender, estamos entrando en el dominio del camalote, lleva aquí años, cuando tapiza por completo la superficie la luz deja de llegar al fondo y desaparecen las plantas sumergidas, cuando se descompone disminuye el oxígeno disuelto, una trampa para la vida acuática, los peces desaparecen y con ellos la posibilidad de escabechar bogas. 

El jacinto de agua o camalote, un diseño perfecto para flotar

 

Llega un momento en que ya no podemos transitar entre ellas, las vamos empujando con las proas, se amontonan, se suben a nuestras embarcaciones, tenemos que parar. Detenidos en el Guadiana por una planta amazónica, parece increíble. Este invierno ha sido suave, sin heladas y la planta ha resistido. La estrategia, financiada con fondos europeos para la lucha contra las especies invasorases sacarlas del agua, pero la estrategia de la planta es otra. 

Montañas de camalote se acumulan en las orillas

 

¿Podremos llegar a Medellín? ¿Y a la augusta Mérida?  

Estábamos advertidos de la existencia de barreras flotantes que impiden que las plantas sigan corriente abajo, pero ¿lo habrán conseguido? ¿Podrán sortearlas nuestras pesadas embarcaciones vegetales? 

El tramo del Guadiana de las Vegas Altas

 

Compartimos con vosotros el reportaje que nos hicieron en RTV La Serena

Puedes leer todas las entradas de la bitácora de la expedición aquí

Desde Ruidera y las Tablas hasta el Océano Atlántico

En protoembarcaciones de Enea

Deja una respuesta

Utilizamos cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Puedes encontrar más información sobre qué cookies estamos usando o desactivarlas en ajustes de privacidad.
AceptarPolítica de cookies

RGPD

    Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente. Si desea consultar más información sobre qué son las cookies, qué almacenan, cómo eliminarlas, desactivarlas, etc., le rogamos se dirija a este enlace.

    Cookies utilizadas en este sitio web

    Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

    Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

    • Cookies de sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.

    Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

    • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
    • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

    Desactivación o eliminación de cookies

    En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. Aquí le dejamos una guía rápida para los navegadores más populares.

    Notas adicionales

    • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
    • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
    • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
    • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea. Puede consultar información detallada a este respecto en este enlace. Si desea información sobre el uso que Google da a las cookies le adjuntamos este otro enlace.
    • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.