es +34 660 045 430 / +34 657 060 253 info@caminosdelguadiana.es

Iniciar sesión

Registrarse

Después de crear tu cuenta, podrás hacer un seguimiento de tus pagos, revisar tus experiencias y calificarlas una vez finalizadas.
Nombre de usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Fecha de nacimiento*
E-mail*
Teléfono*
País*
Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestros Términos de servicio y Declaración de privacidad .
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

¿Ya esta registrado/a?

Iniciar sesión
+34 660 045 430 / +34 657 060 253 info@caminosdelguadiana.es
es

Iniciar sesión

Registrarse

Después de crear tu cuenta, podrás hacer un seguimiento de tus pagos, revisar tus experiencias y calificarlas una vez finalizadas.
Nombre de usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Fecha de nacimiento*
E-mail*
Teléfono*
País*
Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestros Términos de servicio y Declaración de privacidad .
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

¿Ya esta registrado/a?

Iniciar sesión

“Expedición Aborigen-Caminos del Guadiana”

Hoy llegamos a Badajoz, la capital del río, guiados por expertos que nos descubren a una gran desconocida. El Guadiana se deja querer aquí, pero como pasa en todas las ciudades casadas con ríos la relación es compleja. No se puede pasar por ella sin llenarse de historias y sentimientos.

El descenso integral del río Guadiana en proto-embarcaciones de fibras vegetales  Abril-mayo de 2016

Dale al play y disfruta de la lectura:

Omar Bashir: My Favourite Dancehttps://piraguismobadajoz.es/https://piraguismobadajoz.es/https://piraguismobadajoz.es/https://www.aytobadajoz.es/es/ayto/monumentos/puente-de-palmas

BADAJOZ, CAPITAL DEL GUADIANA

El río va ahora a acariciar, con las aguas que todavía le quedan, a una ciudad que es la referencia del río al menos para los que viven aguas abajo, pues el Guadiana se identifica con Badajoz y la fertilidad con sus vegas.

Nuestro cámara y guía en Badajoz

 

Desde Lobón el río sigue siendo imposible de navegar para nuestros barcos primitivos, al mínimo caudal se le añaden cortes,  badenes, canteras de extracción de arenas que no dudan en cortar un río desfigurado para sacar materiales para la construcción, al que sin embargo se siguen asomando villas romanas y ríos y arroyos que quieren llegar a su destino, pero ni el  Alcazaba, ni el Guerrero, ni el Gévora ya a las puertas de la capital, consiguen proporcionarle un caudal suficiente que refresque y oxigene unas aguas que van cálidas y cargadas de nutrientes, verdes de algas y camalote.

La Alcazaba de Badajoz recibe a los navegantes

 

A esa ciudad, tan desconocida para muchos, debíamos entrar navegando, cruzar bajo sus puentes con tanta historia como la propia población de frontera; era también un compromiso con los miembros de la expedición que viven aquí, de modo que buscamos un lugar ya próximo, accesible al coche menos potente que había sustituido al todoterreno varado aún en Mérida, y allí nos hicimos al agua, con el Fuerte de San Cristóbal en la margen derecha y la Alcazaba en la izquierda ya a la vista en el horizonte, como los guardianes de piedra de la ciudad. Está próxima la frontera y eso se refleja tanto en su estructura como en el sentir de sus gentes.

El famoso Puente de Palmas con los ojos de buey abiertos tras las riadas del siglo XIX

Llegando al Puente de Palmas tras pasar bajo la Alcazaba y el Puente de la Autonomía

 

Bogando lentamente hacia el primer puente, el de la Autonomía, de amplios vanos de hormigón, lo que queremos es llegar al Puente de Palmas, el más antiguo, más de medio kilómetro salvan sus 32 arcos de granito, anclado en su orilla norte en una estructura defensiva, se detiene ante la más monumental de las puertas, la de Palmas, llena de simbolismos y grafitis grabados desde el siglo dieciséis hasta hoy.

Pasando por lo ojos del puente viejo

Y allí estaba, casi escondida entre tantos dibujos y letras, era ella, sin rostro, con cola de pez o culebra, la sirena del Guadiana seguía atenta al devenir del río y de los hombres. Una extraña sensación recorrió nuestra memoria, el mito nos acompaña río abajo.

Próximos ya al embarcadero flotante

 

Entre éste y el puente de la Universidad, un moderno embarcadero flotante era el lugar de cita con el representante municipal, acogida cariñosa en este flamante Parque Fluvial del Guadiana, vigilado por agentes en bicicleta y con gansos de todos los tamaños y plumajes. Paseos, pesca, navegación, Badajoz se esfuerza por integrar su río, lejanas en el tiempo quedan las aguas revueltas y destructivas, pero también sus barcos, los que transportaban personas, animales y cosas de una orilla a otra.

 

En el embarcadero

Una recepción amigable a la expedición

 

Esperábamos encontrarlos durmiendo en alguna playa o semihundidos en un viejo embarcadero, los habíamos visto en grabados y fotografías, pero no, ya no estaban, han desaparecido como tantas cosas cuando dejan de tener utilidad y las abandonamos olvidando su valor y sus servicios prestados. Seguiremos buscando, alguien ha tenido que conservar alguno, son extraños y hermosos.

Lo espectacular del Puente Real hace más pequeña aún la embarcación

 

Por el Badajoz fluvial

 

El largo Paseo fluvial, tras pasar el airoso Puente Real que apoya su torre de tensores en una frondosa isla como un árbol gigante de hormigón y acero, llega al Club de Piragüismo con más entidad de todos los que conoceremos en el recorrido. Allí acogieron nuestros barcos que encontraron refugio entre los modelos técnicamente más avanzados del mundo del piragüismo de competición, una deferencia que permitió el encuentro de técnicas constructivas y de navegación separadas por siglos, un contraste singular.

Hacia el Puente Real

 

Recorrimos de la mano de un experto la ciudadela, sus torres y baluartes, jardines y puertas; por la medieval del Capitel, bajamos a la Plaza Alta, hermosa, tranquila, donde nuestros amigos expedicionarios nos obsequiaron con una cena basada en platillos propios del lugar. Encantados estuvimos, era el remate a una atención exquisita en el transitar por su tierra.

Buscando grabados en los muros de la puerta vieja

 

El nenúfar mexicano, una especie extraña al Guadiana se ha asentado en Badajoz

 

A las afueras de la ciudad, el Azud del Guadiana mantiene los niveles pero también  los sedimentos, una escala para peces quiere reconciliarse con la vida del río que se cubre con las hojas flotantes de los nenúfares, no de los que vimos en las aguas limpias de la Puebla de Don Rodrigo, en los ya lejanos Montes de Toledo, sino otros venidos de tierras cálidas del otro lado del Atlántico, el nenúfar mexicano, tan bello como extraño, un indicador de que algo está cambiando en el río de la vida.

La sirena de la Puerta de Palmas

Puedes leer todas las entradas de la bitácora de la expedición aquí

Desde Ruidera y las Tablas hasta el Océano Atlántico

En protoembarcaciones de Enea

Deja una respuesta

15 − 2 =

Utilizamos cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Puedes encontrar más información sobre qué cookies estamos usando o desactivarlas en ajustes de privacidad.
AceptarPolítica de cookies

RGPD

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente. Si desea consultar más información sobre qué son las cookies, qué almacenan, cómo eliminarlas, desactivarlas, etc., le rogamos se dirija a este enlace.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • Cookies de sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. Aquí le dejamos una guía rápida para los navegadores más populares.

Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea. Puede consultar información detallada a este respecto en este enlace. Si desea información sobre el uso que Google da a las cookies le adjuntamos este otro enlace.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.