es +34 660 045 430 / +34 657 060 253 info@caminosdelguadiana.es

Iniciar sesión

Registrarse

Después de crear tu cuenta, podrás hacer un seguimiento de tus pagos, revisar tus experiencias y calificarlas una vez finalizadas.
Nombre de usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Fecha de nacimiento*
E-mail*
Teléfono*
País*
Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestros Términos de servicio y Declaración de privacidad .
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

¿Ya esta registrado/a?

Iniciar sesión
+34 660 045 430 / +34 657 060 253 info@caminosdelguadiana.es
es

Iniciar sesión

Registrarse

Después de crear tu cuenta, podrás hacer un seguimiento de tus pagos, revisar tus experiencias y calificarlas una vez finalizadas.
Nombre de usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Fecha de nacimiento*
E-mail*
Teléfono*
País*
Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestros Términos de servicio y Declaración de privacidad .
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

¿Ya esta registrado/a?

Iniciar sesión
Caminos del Guadiana > Blog > Expedición Aborigen Caminos del Guadiana > ALCOUTIN Y SANLÚCAR – Los pueblos espejo

“Expedición Aborigen-Caminos del Guadiana”

Vuelve el Guadiana a ser internacional y se llena de veleros que anclan en mitad del cauce y miran hacia arriba o hacia abajo según el flujo de las mareas. Nuestra expedición presiente su fin pero aún queda por navegar el río más ancho y descubrir mucha información que dábamos por perdida pero que se guarda cuidadosamente en paneles de azulejos, relatos y museos

El descenso integral del río Guadiana en proto-embarcaciones de fibras vegetales  Abril-mayo de 2016

Dale al play y disfruta de la lectura:

Saudades – Bruno Chaveiro

ALCOUTIM Y SANLÚCAR

Los pueblos espejo

 

A partir de la desembocadura del Chanza, el Guadiana vuelve a ser frontera, ahora ya entre otras dos regiones hermanas el Algarve y Andalucía. Nos quedan los últimos 50 kilómetros de descenso, el tiempo apremia, a todos se nos acaba este tiempo de argonautas en nuestras vidas cotidianas, pero no podemos relajarnos, el río es grande, las corrientes inesperadas, el cauce de navegación, marcado por postes metálicos que salen del agua, verdes a la derecha, rojos a la izquierda, no son el camino para nuestras pequeñas embarcaciones, todo lo contrario, debemos evitarlo para no interferir en la navegación y remar lo más próximo a las riberas, aunque así estamos fuera de la corriente principal y el fluir es más lento.

Llegada a Alcoutim, en la orilla portuguesa

 

Embarcadero de Sanlúcar del Guadiana, el pueblo gemelo de la orilla española

Cada vez que cambiamos de margen para ir trazando el rumbo que acorte  las curvas, debemos estar atentos a los barcos que navegan  y hacernos ver para evitar un abordaje.

En dique seco para reponer los materiales. El último arreglo hasta el mar.

 

La lucha contra la corriente en la etapa de ayer debió advertirnos de la importancia de la hora de navegar y la duración de la travesía, pero Alcoutim forma pareja con Sanlúcar del Guadiana y no podíamos seguir sin hacernos ver y saludar a los dos pueblos blancos. Ya no hay puentes, ni molinos, que se refugian en los afluentes, pero  desde que existen las poblaciones, un barco cruza a la llamada desde la otra orilla y te devuelve cuando has resuelto tus asuntos comerciales o amistosos.

Restaurando los fondos del barco con enea

En un intento de ganar flotabilidad con cañas

 

En una rampa de atraque del pueblo portugués, en la margen derecha, por donde desciende el equipo de apoyo, llevamos a cabo el último refuerzo de los fondos de nuestros barcos, hemos ido reservando unos haces de enea para el final y ahora esperamos que nos proporcionen la flotabilidad suficiente para completar la travesía.

Algunas cañas, que flotan formando balsas que suben y bajan al ritmo de las mareas, las aprovechamos también para reforzar uno de os barcos, cuya línea de flotación iba peligrosamente a ras del agua.

Partiendo de Alcoutím

 

Repartimos nuestras atenciones entre ambos pueblos; el Castillo  Nuevo está  lleno de tableros de alquerque grabados en lajas de piedra, un juego islámico que descubrimos en el suelo de los molinhos de Ajuda, ciento cincuenta kilómetros agua arriba. Enfrente, el castillo blanco reluciente de San Marcos, en Sanlúcar, cuyo alcalde supo valorar nuestro esfuerzo y el espíritu de esta aventura y nos dio refugio en instalaciones municipales, más acogedoras que el frío suelo entre camiones de las cocheras de los bomberos de Alcoutim. Él nos mostró los intentos de salvaguardar la artesanía de la caña que echábamos de menos desde que vimos a esta planta dominar las riberas con matas salvajes e impenetrables.

Una de las dos grandes curvas aguas abajo de Alcoutim

Desplegando una pequeña vela de apoyo a la navegación

 

Entre estos pueblos gemelos y Guerreiros do Rio el cauce describe dos curvas perfectas, inmensas, en donde navegando cambias totalmente de dirección, una la del Pontal, la otra en Montinho das Laranjeiras, de tan hermoso nombre,  donde una villa romana ha contemplado impasible el trasiego de gentes, barcos y productos de la tierra y del río.

Acercándonos a un velero tras la barrera de cañas de la orilla

 

Llegar a Gerreiros do Rio en marea baja nos obliga a superar la larga rampa de su embarcadero llena de sedimentos oscuros y pestilentes que dificulta el arrastre de los barcos. Los pescadores observan nuestro esfuerzo desde el muelle y los más jóvenes y fuertes descienden a ayudarnos sin dudarlo. Nos sentimos halagados, como si nos hubiésemos ganado el formar parte de su oficio de navegantes.

Rampa de desmbarque en Guerreiros do Rio

En este vídeo podéis ver lo complicado que era avanzar cuando la marea empezaba a subir, horas interminables de una experiencia inolvidable.

 

Puedes leer todas las entradas de la bitácora de la expedición aquí

Desde Ruidera y las Tablas hasta el Océano Atlántico

En protoembarcaciones de Enea

Deja una respuesta

14 − dos =

RGPD

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente. Si desea consultar más información sobre qué son las cookies, qué almacenan, cómo eliminarlas, desactivarlas, etc., le rogamos se dirija a este enlace.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • Cookies de sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. Aquí le dejamos una guía rápida para los navegadores más populares.

Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea. Puede consultar información detallada a este respecto en este enlace. Si desea información sobre el uso que Google da a las cookies le adjuntamos este otro enlace.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.