es +34 660 045 430 / +34 657 060 253 info@caminosdelguadiana.es

Iniciar sesión

Registrarse

Después de crear tu cuenta, podrás hacer un seguimiento de tus pagos, revisar tus experiencias y calificarlas una vez finalizadas.
Nombre de usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Fecha de nacimiento*
E-mail*
Teléfono*
País*
Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestros Términos de servicio y Declaración de privacidad .
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

¿Ya esta registrado/a?

Iniciar sesión
+34 660 045 430 / +34 657 060 253 info@caminosdelguadiana.es
es

Iniciar sesión

Registrarse

Después de crear tu cuenta, podrás hacer un seguimiento de tus pagos, revisar tus experiencias y calificarlas una vez finalizadas.
Nombre de usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Fecha de nacimiento*
E-mail*
Teléfono*
País*
Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestros Términos de servicio y Declaración de privacidad .
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

¿Ya esta registrado/a?

Iniciar sesión

“Expedición Aborigen-Caminos del Guadiana”

El descenso integral del río Guadiana en proto-embarcaciones de fibras vegetales  Abril-mayo de 2016

Contamos en esta entrada el proceso de fabricación de los barcos a base de haces de enea de las Tablas, una hipótesis de partida que ayudará a entender las posibilidades de navegación del pasado en Iberia con embarcaciones que hunden sus raíces en uno de los cuatro modelos de los que surge la navegación en el mundo. Ya solo desde ese punto de vista mereció la réplica ser construida y testada.

Dale al play y disfruta de la lectura:

OMNIA – The Sheenearlahi Set

Los barcos

Inspirados en los barcos primitivos y especialmente siguiendo la descripción de los constructores  actuales de los caballitos peruanos, el aspecto de los barcos de fibras de islas mediterráneas –las fassone de Cerdeña- con pértiga o remos y observando en detalle nuestra maqueta de totora, nos disponemos ya a ensamblar las mañas o haces de eneas tras hacer acopio del material que estimamos íbamos a necesitar.

Sabiendo que tendríamos que flotar y avanzar sobre ellos durante muchos días, necesitamos hacer pruebas de flotabilidad y durabilidad de la enea sumergida en agua, a la vez que testábamos la resistencia de las cuerdas que usaríamos en el ensamble, que decidimos que fueran igualmente fibras vegetales, en concreto de cáñamo, una planta utilizada en navegación y artes de pesca al menos desde el siglo V a.C. por su resistencia a la humedad.

Elaboramos en primer lugar un prototipo para familiarizarnos con el manejo de la enea, los cabos de distintas menas o grosores y la cabuyería, el arte de hacer nudos, para los amarres, utilizando como herramientas objetos básicos como las agujas de madera de mimbre, elaboradas por nosotros mismos.

Legos en el arte de la construcción de embarcaciones por muy elementales que fueran, nos resultó de gran apoyo el contacto con José Manuel Matés Luque (ARQUEOCEAN), arqueólogo marino, asesor en construcción y navegación antigua, que elaboró el dosier “Navegación primitiva en la Península Ibérica: embarcaciones de juncos, papiros, cañas y similar” que nos sirvió tanto a nosotros para situarnos en la dimensión del experimento como en la presentación de la expedición y la consecución de avales.

Utilizando como refugio-taller la casilla de pescadores de la Quebrada en el paraje de Las Cañas, a la misma orilla del río, fuimos consiguiendo el reto de recrear una embarcación inspirada en las experiencias de otras latitudes ante la falta de datos etno-arqueológicos del entorno, excepto las referencias verbales de los eneeros cruzando tablazos a horcajadas sobre las mañas segadas para sacarlas a la orilla y tenderlas a secar.

 

Tras apretar con todas nuestras fuerzas los haces para darles la forma adecuada y ensayar ases de guía, nudos de ocho y corredizos, ballestrinques y rizos, pensando que las dimensiones, o mejor, para ir cogiendo argot de navegantes, la eslora, manga y calado eran las adecuadas, llegaba el momento de trasladarlo al agua y subir en él, un momento decisivo, casi iniciático, la prueba de fuego, la prueba del agua.

Tantas veces pensado, tantas veces soñado, y finalmente flotábamos sobre ella sin hundirla, estábamos navegando por una trocha abierta entre la vegetación, en un río desbordado que forma tablazos de aguas quietas.

Hecho el ensayo, decidimos la eslora definitiva para no superar la longitud límite para ser considerada nave, de cara a los permisos de navegación, perfilamos la proa para hacerla más airosa, incluimos unas cañas (Arundo donax) en el alma de los haces, a sabiendas de que se trata de una planta no autóctona del Guadiana, para darle la rigidez que demandaba y por último decidimos encargar a un artesano de la enea unos serijos o asientos que elevaran nuestra posición para el uso más eficiente de los remos, tallados por nosotros a partir de troncos de madera ligera y flexible de árboles de la ribera.

 

 

Para hacer los dos barcos que nos llevarían desde el Campo de Montiel al Atlántico, elegimos la Isla del Morenillo, en el corazón de Las Tablas, una isla llena de las historias de sus habitantes, el Checa, Manolo Escuderos, Deogracias, de tantos otros perdidos en el recuerdo que levantaron sus casas con las piedras milenarias de la cercana Isla de las Cañas, un asentamiento de la Cultura de las Motillas de la singular Edad del Bronce manchego. 

 

 

A su abrigo íbamos nosotros a reproducir los barcos de sus ancestros, con las eneas que tantas veces segaron para elaborar objetos que hicieron más llevadera la vida en este laberinto de agua, islas, carrizos y masiegas cortantes como navajas.

 

Sabiendo ya el material necesario y definido el tamaño, la forma y la eficacia de cada nudo en los amarres, los barcos iban formándose en la improvisada atarazana, junto al antiguo embarcadero.

La primera etapa quedaba lejos de allí, teníamos que desplazarnos a las aguas transparentes, profundas y ruidosas del Guadiana en su tramo más elevado.

 

Seguidnos en el viaje, no os perdáis los azules de aquel río.

La expedición en los medios

Deja una respuesta

dos × uno =

Utilizamos cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Puedes encontrar más información sobre qué cookies estamos usando o desactivarlas en ajustes de privacidad.
AceptarPolítica de cookies

RGPD

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente. Si desea consultar más información sobre qué son las cookies, qué almacenan, cómo eliminarlas, desactivarlas, etc., le rogamos se dirija a este enlace.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • Cookies de sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. Aquí le dejamos una guía rápida para los navegadores más populares.

Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea. Puede consultar información detallada a este respecto en este enlace. Si desea información sobre el uso que Google da a las cookies le adjuntamos este otro enlace.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.