es +34 660 045 430 / +34 657 060 253 info@caminosdelguadiana.es

Iniciar sesión

Registrarse

Después de crear tu cuenta, podrás hacer un seguimiento de tus pagos, revisar tus experiencias y calificarlas una vez finalizadas.
Nombre de usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Fecha de nacimiento*
E-mail*
Teléfono*
País*
Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestros Términos de servicio y Declaración de privacidad .
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

¿Ya esta registrado/a?

Iniciar sesión
+34 660 045 430 / +34 657 060 253 info@caminosdelguadiana.es
es

Iniciar sesión

Registrarse

Después de crear tu cuenta, podrás hacer un seguimiento de tus pagos, revisar tus experiencias y calificarlas una vez finalizadas.
Nombre de usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Fecha de nacimiento*
E-mail*
Teléfono*
País*
Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestros Términos de servicio y Declaración de privacidad .
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

¿Ya esta registrado/a?

Iniciar sesión

“Expedición Aborigen-Caminos del Guadiana”

Perdida la cuenta de las ruinas de los molinos sorteados, la mayoría también puentes sobre el río, seguimos el curso tras pasar el simbólico Puente de Alarcos, puerta de paso hacia un tramo más prometedor en cuanto a caudales. En esta etapa tenemos también como referencia un puente-contadero, una reliquia de la trashumancia

El descenso integral del río Guadiana en proto-embarcaciones de fibras vegetales  Abril-mayo de 2016

Dale al play y disfruta de la lectura:

LA FLAUTA DE HUESO DE ALARCOS, EDUARDO PANIAGUA – Dulce Brisa, Tras La Batalla

EL PUENTE DE LAS OVEJAS.

Buscando un caudal suficiente para la navegación en nuestras mínimas embarcaciones, casi flotadores vegetales, nos dirigimos al molino de Albalá, una gran estructura para obtener energía eléctrica de la fuerza del agua, una transformación que tuvieron muchos de los molinos harineros, sustituyendo algunas de sus piedras por generadores las primeras décadas del siglo pasado, aunque sin alcanzar las dimensiones de este  elevado edificio anclado como un buque  en el mismo cauce.

Grabando el acceso a Albalá

 

Pero hoy, el agua que discurría tímida por esta monumental ruina ni siquiera era navegable y tuvimos que desistir de embarcar.

Despedimos ya los últimos volcanes del Campo de Calatrava, el de la Posadilla y Peñarroya al norte, con sendas lagunas ocupando sus cráteres, y Cabeza Segura, explotado como cantera, en su margen izquierda y seguimos buscando un punto de embarque accesible.

Los barcos esperan a conocer el estado del río

 

El cauce se protege ahora ya en algunos tramos con un bosque de ribera, esos bosques lineales tan importantes para la vida de los ríos, para frenar las avenidas, sombrear el agua, enriquecer las formas de vida vegetal con mimbres, álamos, fresnos, olmos, zarzales y enredaderas  y dar cobijo a su fauna asociada, mirlos, ruiseñores, currucas, chochines, oropéndolas, lavanderas… también a las esquiva nutria, la inquieta comadreja o la ágil garduña, fantasma nocturno de la maraña de Geldres, otras ruinas de este tramo con encanto natural.

En los elevados chopos de Albalá se situaba la tercera colonia de cigüeñas que veíamos en nuestro viaje, tras la de las Tablas y Sancho Rey. Desde lo alto de sus nidos nos observaban ellas también a nosotros con atención.

Albalá, un buque abandonado anclado en mitad del cauce

 

Una marcada curva al sur y el río, casi oculto por la vegetación, entra en una cerrada en la que se sitúa el molino de los Rodeznos, nombre molinero donde los haya pues lo toma de la rueda motriz de paletas que, movida por el agua,  trasmite su giro directamente a la piedra volandera, la muela que tritura el grano, siendo el tipo de molino  más simple desde el punto de vista tecnológico y también el más antiguo. Hemos pasado ya junto a tantos molinos arruinados, conocidos gracias a los estudiosos que  se interesan por ellos,  todos  incluidos en la Lista Roja del Patrimonio de Hispania Nostra. Ojalá sirva para salvar a alguno de ellos.

Guardando distancia con la colonia de cigüeñas

 

Iremos atentos a todos estos ingenios pues vamos a tener oportunidad a lo largo del río de ir viendo su distinta tipología y formas para resistir al paso del agua y de los siglos, a fin de cuentas son la forma más contundente de aprovechamiento del río.

Acceso al río aguas arriba del Puente de las Ovejas

 

Pasamos la desembocadura del Jabalón que, tras retorcerse entre coladas volcánicas, llega exhausto después de atravesar cansino todo el Campo de Montiel, en donde regala sus aguas a los embalses de la Cabezuela y La Vega, setenta y cinco millones de metros cúbicos de agua que no irán ya jamás al Guadiana.

Con el caudal mínimo para nuestros barcos

Llegando al puente-contadero

 

Pero, al igual que en Alarcos, había que pasar, aunque fuera tirando de los barcos, bajo los ojos del Puente de las Ovejas, asociado al ancestral mundo de la trashumancia, pues este paso de las Cañadas Reales Soriana  y Segoviana, ya unidas en una sola a partir de Alcolea de Calatrava, no es ni más ni menos que un antiguo contadero de ganado, con el objeto de cobrar un impuesto de paso por él, el pontazgo, de manera perfectamente controlada, a los ganados que se dirigían desde las frías tierras del norte a los acogedores pastos del ya cercano Valle de Alcudia.

La llegada a la base del Puente

 

Y así lo hicimos, ensayando después un vivac bajo uno de sus ojos, al reguardo del aguacero, modesto homenaje a los valerosos nómadas que aún hoy se resisten a dejar de serlo, una reivindicación de caminos y abrevaderos, un símbolo inequívoco de libertad.

Los barcos una vez pasados los ojos del puente afortunadamente restaurado

 

Este puente llamado también de las Merinas, una raza de finos vellones de lana, con su forma de  embudo para facilitar el conteo de los animales, es un elemento arquitectónico singular que forma parte de nuestro patrimonio histórico junto con su entorno natural, una fresneda que amenazan las podas indiscriminadas y la pérdida de caudal del río.

Al abrigo de uno de los ojos, rememorando a los pastores nómadas

 

Nuestro tributo por pasarlo fue soportar de nuevo una nubá que, según avanzaba la noche, convertía los caminos en canales en los que parecía que navegábamos, esta vez a bordo de todoterrenos embarrados.

Puedes leer todas las entradas de la bitácora de la expedición aquí

Deja una respuesta

once − 10 =

Utilizamos cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Puedes encontrar más información sobre qué cookies estamos usando o desactivarlas en ajustes de privacidad.
AceptarPolítica de cookies

RGPD

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente. Si desea consultar más información sobre qué son las cookies, qué almacenan, cómo eliminarlas, desactivarlas, etc., le rogamos se dirija a este enlace.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • Cookies de sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. Aquí le dejamos una guía rápida para los navegadores más populares.

Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea. Puede consultar información detallada a este respecto en este enlace. Si desea información sobre el uso que Google da a las cookies le adjuntamos este otro enlace.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.